Vino, disfraces, queso… unas cuantas fotos de gente profanando el sagrado caldero de los druidas maratonianos. Lo digo porque, recientemente, han vuelto a sonar letras juntas de gentes que (por lo visto) recrimina a participantes en maratones por hacer el payaso.

Recomiendo la visión completa del álbum en este enlace. Sobre todo a los puristas.

Anuncios