Muchas veces habréis visto mi acrónimo SPJ como firma ‘à la springfield‘. Una tarde, metido por unas carreteras escondidas de todo atisbo de civilización, el amigo Bandoneón me preguntaba metafísicamente sobre qué ha quedado de spanjaard en mí. Si era algo traumático o si todavía me ata algo simbólico a los Países Bajos y le rindo pleitesía con este genitivo. Spanjaard es una marca no registrada. Es un calificativo que se parece peligrosamente a (Bob) Esponja, a espantajo y a espantá.

Pero melancólicamente ‘ɛs-piː-dʒeɪ’, SPJ, es un grito de guerra. El grupo The Exploited publicó en 1981 el álbum Punk Not Dead. En él, está el tema S.P.G. Son las siglas del Special Patrol Group de la Greater London’s Metropolitan Police, especialmente entrenados como antidisturbios en las calles británicas. Es conocido el detalle de la detención del cantante del grupo, el escocés Wattie Buchan por violencia en una manifestación.  De esta detención, sobre la que la comunidad punk siempre ha dicho que descansa sobre acusaciones falsas, salió el tema S.P.G.

SPG fathers destruction
SPG mothers corruption
fuck the SPG

Anuncios