Seguimos con el teclado descojonado. Aviso para puristas de la tilde aunque intento el uso de palabras llanas o sin tilde aparente. De todos modos, si ofende a la vista, doy permiso para que me dejeis por otro (blog).
No hay testigos. Digo. Nadie ha podido constatarlo. No va de drogamientos ni de asesinatos en masa. Ni tnego presupuesto para drogarme, ni objetivos a corto alcance. Digamos que por mucho que me dopase seguiria siendo un mendo de corredor. Es posible que con menos pelo, cosa a evaluar si se me va a caer de cuello para abajo. En cuando a matar a gente, tampoco he terminado de perfilar mi lista de candidatos.
Era una fidegua para cuatro, lo juro, cuatro. Saco la paella grande de asas (12 raciones para comensales gayers) y rehogo un puerro, un pimiento verde, un calabacin con tilde en agudo, y le tiro el consabido fideo gordo encorvado. Tras caldo de cocido (1.5 litros) y unos guisantes y un chorreon de blanco y rallar queso curado por encima, imaginen ustedes el panorama que salia en hectareas de fidegua.
Primera ronda. Segunda ronda. Mi esposa se rinde, mis hijos siguen tirando de tenedor, pero en una ayuda mal hecha me sirvo una tercera ronda… total. A fregar el perolo. ¡Como estaba la fijadeputa!
Nada, eso. Ni para un tuper…
Otro dia hago una cata en casa o algo. Prometo invitarles.
Anuncios