AP tomó fotos de las caras de desesperación de los egipcios.

El presidente egipcio sigue en el poder, según se desprende de sus palabras. Anoche a las 21.00 todo parecía posible. A las 20.43 las televisiones y la Red estaban hirviendo. A las 21.04, en cambio, el asunto parecía tambalearse. Era cuestión de segundos, como un partido de baloncesto. ¿Era cuestión de segundos por lo excepcional del asunto o por poder vivirlo en directo?

Veo el caso egipcio como si hubieran intentado matar un perro con alfileres. Se le da por muerto. Según los que lo han ejecutado van dejándolo pudrirse y, así, el cuerpo se irá hinchando. Los alfileres se van saliendo uno a uno, y espérate .. al final se salen todos. Unos piensan que no lo habían finiquitado y otros que hasta ha resucitado de la falsa acupuntura de su muerte ficticia.

Menos retóricamente, creo que lo poco que está enseñando el caso egipcio es que ahora ya podemos estar absolutamente al día de cualquier movimiento social en cualquier punto del planeta. Y esto nos va a traer por la calle de la amargura. Las redes sociales y la tecnología superan aquellos seguimientos de la guerra de Irak y aquellos conflictos televisados. Todavía nos dará más rabia cuando pase como siempre porque ahora lo seguimos como un egipcio más. Estamos con las radios y los twits y facebook encima.

Por lo demás, Egipto me parece un conflicto más o menos estándar. De los que han sucedido varios. Ahora bien, el resultado final también nos va a doler más por más cercano. Cuando el sátrapa mande a los ejércitos, porque los llamados ejércitos de la democracia no quieran intervenir, puede que sea un final conocido. Lo que ocurre es que, antes, nos llegaban las noticias por un corresponsal o dos, por una CNN, y punto.

¿Vivíamos más felices en la ignorancia?

@Hosni. Tírate el rollo.

Anuncios