Cuento con la suerte de haber conocido a Rosa, nuestra especie de hermana pequeña en Amsterdam. Pasó muchos momentos difíciles por allí, encontró un trozo en nuestro sofá y, por fin, está estableciéndose como una profesional delicada y que se ha volcado en un talento para dibujar cálidamente y de modo sintético lo que a otros nos tendría describiendo durante horas y párrafos.

Su web es www.rosacerruto.com. Actualmente ha regresado de su Sicilia natal a Amsterdam. Ha vuelto a aquel rincón donde no siempre hay luz. En tanto que se den cuenta los habitantes de esa ciénaga, Rosa está aportando un poco de luminosidad de ojos almendrados (siempre he dicho que es casi más griega que siciliana).

Tanto en su web como en su facebook podéis encontraros joyas como estas:



Fotos: http://www.rosacerruto.com

 

Un beso, Rosita.

Anuncios