He encontrado esta reflexión sobre un tema espinoso. No podía venir de muchos sitios. En concreto, el amigo Bandoneón dice esto:

Mas allá del carnet del corredor tengo la sensación de que lo que está en crisis es el modelo tradicional de carrera. Pasamos del club que organizaba una carrera con mas vocación atlética que empresarial a la empresa que organiza eventos con más vocación comercial que deportiva a un tercer modelo en el que los vocacionales ya no están dispuestos, los comerciales ya no ven el negocio y además la RFEA pretende tambien salir reforzada financieramente. A pesar de que caigo en el lugar comun con eso de la crisis del modelo creo que los corredores populares deberíamos repensar si valen la pena todas las carreras a las que vamos inscriptos, si deberíamos empezar a prestar más atencion e informarnos mejor acerca de quien es que esta detras de cada organizador y empezar a organizar nuestros calendarios con criterios de mayor “compromiso social, consumo responsable y sostenibilidad”. fin del panfleto.

¿Qué pensáis vosotros?

Anuncios