Los pétreos lectores de este invento aguantaron estoicamente días sin saber y, lo que es más importante, con una preocupante falta de agudeza visual. Pero es que …

¿NADIE HA IDENTIFICADO AL SEÑOR JUAN CUESTA?

En la foto que colgué de la asociación de dobladores de actores extranjeros, o algo así, aparecía un alero alto que mezclaba barbas de Fidel Castro con una camiseta de luchador de lucha libre de los años sesenta. Es el primero por la izquierda.

Ese es Jose Luis Gil, actor cómico y previamente baqueteado en el gremio de los que nos impiden progresar con nuestro inglés. Además, en esa foto de guerrilla están Juan Lombardero (de Amar en Tiempos Revueltos, Aguila Roja o Yo Soy Bea), o Ramón Langa (el segundo por la derecha, de pie, la voz que mejor no escuchemos nunca de Bruce Willis!) y Pablo Adan (Sr Eko en Lost o Ned Stark en Game of Thrones, sangggre y hierrro). Pero es que también están -en cuclillas- un despreocupado base como es Pablo del Hoyo (Ben Stiller), Gabriel Jimenez (normalmente, Hugh Jackman), José María del Río (el narrador de Pocoyo, pero vosotros sois más de Calamardo), o Paco Hernandez, ese pivot rocoso, primero por la derecha, que nos ha metido miedo siendo Charles Bronson o Bill Cosby.

Porque Bill Cosby también da yuyu.

Anuncios