Yo es que me da una pereza este tema de lo del cese de tiros y bombas del terrorismo vasco… Lo malo es que esto tiene aspecto de enquistarse pero vaya, sólo falta el Archiduque, el pronunciamiento y el abrazo de Vergara.
Vivimos las consecuencias y las inmejorables ventajas de un sistema financiero globalizado y débil, hambrunas que se aguzan por las políticas de especulación con alimentos a 12.000 km, una bolsa de materias primas planetaria, y aquí estamos aún que si no me dejas sacar la bandera de mi abuelo o hablar como siempre hemos hablado en mi aldea.
¿Enquistamiento? Y del gordo. En pleno proceso electoral de pseudoizquierdas y derechas volvemos a la subversión de las ideas del XIX. Es más, para que exista una derecha reptante y nacionalista (o varias), han tenido que confluir unas izquierdas que rompen con el obrerismo y abrazaron otro nacionalismo (por lo que se ve, igual de reptante).

Hala, pues nada. Tiremos de soluciones del XIX. Luego, cuando terminemos de debatir esto nos ponemos con lo de los horarios del pequeño comercio y luego las Diputaciones y los derechos de propiedad intelectual. Y tal.

Eso si. A la que toque glosar un tipo del siglo XXI como Steve jobs, todos unánimente moqueantes.

Anuncios