Teoría general del corredor de montaña.

Somos unos incapaces y unos desgraciados. Kilian, desconozco si lees esto, pero quizá estés en el mismo ámbito. Atención, porque vengo de pasar unos días en un stage gastro-cultural en la Valencia del Cid y demás personajes clave. Pues bien. Desde el momento en que abandoné las pruebas a todo trapo (relativo), y me centré por discapacidad propia en correr por el campo y/o monte a ritmos cochineros jabalíes, no había metido el diente a las llanuras eternas de la ciudad del Grao del Turia.

Y he venido aquí a vos contar sobre determinado síndrome que al corredor de repechos le afecta grandemente; es el síndrome de los falsos llanos relativos.

al llegar a recorridos con pendiente p=0, el corredor montañero inicia un movimiento de constante aceleración de R1 a R2 y R3 para comprobar en wikiloc que la distancia total ha sido recorrida en una velocidad constante)

Tal empirismo me llevó el sábado y posteriormente el lunes a unas sesiones-test cuyas cifras absolutas esconderé hasta tanto no se me tire de la lengua como debe ser. Pero doy fe que en ambas el teorema se cumplió.

Tal que tuve que resarcirme con un arroz chiringuitero de 4 platos. Entiéndaseme, me comí cuatro platos de una paella de pollo y conejo y sus verduras para 4 personas. Las otras tres también repitieron. Ojo, que no dejo a nadie sin comer.

Pero casi.

Anuncios