No estaba ocupada por las fuerzas iraníes. No es un teléfono móvil. No es un albarán bloqueado por las improbables acciones de pago de un moroso. Es un barrio que se sumó a la liberalización del suelo de los gobiernos sucesivos del PP (cuyos movimientos previos a la formalización de PAU o de Plan Parcial mostraban, además, interesantes tiras y afloja de los actores del mundo del fútbol y del urbanismo), pero tampoco es esto.

Valdebebas era una zona de baldíos, casi. Era la caída hacia el norte de las centenarias olivas del Olivar de la Hinojosa. El olivar fue adquirido por el que fuera Tesorero General de Hacienda de Felipe V en un conocido expolio a las arcas de la hacienda. El mozo adquirió enormes cantidades de tierra en las afueras de Madrid en muy pocos años. El nombre del tesorero era Nicolás de Hinojosa. Este olivar pasó por diversas manos a los Duques de Bedmar, de Jaén. Los límites del norte siempre habían sido los caminos que usé durante años para correr desde La Moraleja (otro anacronismo, propiedad de los Duques de Béjar). Así, entre tierras nobles y urbanizaciones ‘en A’ – La Moraleja – y ‘en B’ – las parcelaciones ilegales de San Antonio – se podía ir hasta 1992, cuando inauguraron el parque de Juan Carlos, el del 1º.

Pero luego vino el desarrollo semiparado y sombrío de las no-grúas, de los no-árboles y de las compañías de seguridad para evitar los robos de cables de cobre. Y todo el sector fue vallado (cumpliendo las normas, en realidad, previas a la recepción de la obra pública) y nos jodieron toda manera de atravesar desde mi zona hasta el parque.

Machacaron las zonas de acceso de las vías pecuarias, caminos y demás paso público y, durante años, me tuve que joder y regresar de Barajas haciendo un ‘cuatro’, por asfalto. Haciendo horas, ya se sabe. Todo curte.

Pero mañana pretendo husmear y quiero saber qué queda liberado de las cadenas y las vallas. ¿Podré pasar a todo eso de la ciudad de Valdebebas? ¿Alguno sabe algo? Veo cruzar la M40 a ciclistas por los puentes habilitados desde Sanchinarro. Algo se podrá hacer.

Anuncios