El domingo puedo cuadrar mis mundanos proyectos con los sacrosantísimos deberes que adquirí el día que decidí poner los pies sobre esta tierra. Algún tengo que contaros a qué vine a este planeta, por cierto. Claro que, si esto va a servir para sembrar el terror en el mundo, quizá pase desapercibido con este perfil tan simpático de bloguero enrollado al que dejan peer en botija.

Pero basta de hablar de mí. Pasemos a lo que nos gusta: hablar de eventos que engrosen nuestro sufrimiento. Este domingo 11 se celebra un trote informal en el monte de Boadilla. Es el llamado 12 Horas Kerkus. Kerkus es sinónimo del género arborícola de las encinas, los robles, alcornoques y también sinónimo de gente robusta, sin miedo y otros valores algo menos aireados. Y unos buenos amigos se han lanzado bajo esta etiqueta a fundar cosas.

Han fundado un club de triatlón donde se nada a cholón, se pedalea pisando fuerte y se corre como pollo sin cabeza. Han participado sus componentes, aguerridos y sin miedo alguno al desaliento, en ‘brevets’, lo que viene a ser montarse en la bicicleta con redaños por delante y aparecer treinta horas después en las afueras de Liechtenstein. Han hecho el bestia y abierto sendas con las suelas de sus zapatillas por rocaje, monte y pradera. Y la última, han organizado este formato tan salado como son las pruebas por tiempo, y no por distancia.

Qué mejor que dejar al verbo de – suponemos – el gran Berri para presentar el temita.

El 11 de noviembre de 2012, unos cuantos amigos nos vamos juntar en este “episodio piloto” que hemos denominado las 12H KERKUS MONTE BOADILLA. Se trata de una prueba (no oficial, por lo que realmente es un entrenamiento individual entre amigos) de ultrafondo, en el que recorreremos en 12h la máxima distancia posible en un circuito de 14km, con un desnivel positivo de 132m. El circuito se desarrolla integramente por pistas forestales de monte, algunos caminos cortafuegos, pero existe la posibilidad de encontrarse (ocasionalmente y extrañamente) en las pistas forestales algún todoterreno de los agentes forestales o personal de mantenimiento del Monte.

No hay mucho que aclarar. Es posible inscribirse a ello, teniendo en cuenta la peculiaridad de que uno se ocupará de su avituallamiento y sus fuerzas.

Nevertheless, regreso al sucinto pero demoledor reglamento para explicar esto del avituallamiento (o sea, lo de la peculiaridad):

Como se trata de un reto-entrenamiento personal, entendemos que la prueba se desarrollará en régimen de semi-autosuficiencia. Los miembros del club Kerkus, por iniciativa personal, nos encargaremos de abastecer de agua a los participantes en la zona de salida/meta, así como algo de avituallamiento. Pero además, en el horario del briefing, en la salida, todos realizaremos una aportación económica para la compra de comida y bebida. Los miembros del club Kerkus se encargarán de ir a comprarla y tenerla preparada en la zona de salida/meta, a partir de la finalización de la 2ª vuelta (bocadillos, pizzas, etc…), independientemente que cada participante pueda aportar cualquier tipo de ayuda en comida, o bien decida comer por sus propios medios (en su vehículo, ayuda familiar, etc..). Como se trata de una reunión de amigos, pues seremos solidarios y pensaremos sobre todo en aquellos que tengan pensado realizar el mayor número de vueltas. Se obliga a cada corredor a portar en carrera un sistema de hidratación, ya que en el recorrido el único punto de abastecimiento de agua es la zona de salida/meta (el material obligatorio está especificado en el artículo 10 de este reglamento).

Ya digo que lo mejor es leer el completo blog que han preparado estos quercunianos.

Mi idea, dar cuatro vueltas. De lo que se deduce que la cosa estará por los kilómetros que detalla su web.
Verbigratia… cito:

– 1 vuelta = 14 km. y +132m.
– 2 vueltas = 28km. y +264m.
– 3 vueltas = 42km. y +396m.
– 4 vueltas = 56km. y +528m.
– 5 vueltas = 70km. y +660m.
– 6 vueltas = 84km. y +792m.
– 7 vueltas = 98km. y + 924m.
– Y si sigues…eres un verdadero “mákina”.

Anuncios