Una reunión maratoniana. Un partido maratoniano. Una ronda de negociaciones maratoniana.

¡Periodistas! In God’s name… Lo habéis hecho de nuevo.

Habéis logrado que la Real Academia de la Lengua Española se meta a legislar desde los butacones de la calle Felipe IV. Con el uso despótico del adjetivo en vuestras crónicas radiadas y escritas, la RAE ha admitido el uso de  ‘maratoniano’ como cualquier cosa que dure un rato largo y tenga un carácter casi agónico. Pero no es lo mismo.

Una sesión de fotos con unos trillizos nerviosos es eterna, es complicado enfocarlos bien y posiblemente el fotógrafo llegue tarde a casa. Pero… ¿maratoniana? ¿maratoniana de 42.195 y dentro del programa olímpico, o de fiestas de pueblo con premio de lomo al primer corredor local? ¿Dónde se acalambra uno? ¿Dónde está el sudor, agarrotamiento de piernas, empujones para la cola del WC portátil?

Supongo que allá en los ochenta los Juan Mora o Nacho Romo del gremio vivieron impactados por aquellas hordas de señores con bigote y piernas peludas. El maratón. Al paso por Marca o por el diario Pueblo algunos saldrían a la acera y verían aquella demostración de eterno heroísmo. Hala. Ya tenemos un símil que plasme lo largo, sufrido, hasta lo tedioso (esto, quienes querían cruzar la calle a tomar el cafelito). Fueron años de alegría del periodismo, de acercamiento del lenguaje a la calle, ‘al loro’ y mucho realismo sucio (¿periodismo sucio?)

Como consecuencia a los modismos apareció la guerrilla, claro, de la Contrarreforma del lenguaje, Alfonso Usía y los puristas frente a los manolos y los becarios.

El asunto escribir con alma es así. No queda otra y en algún momento todos nos ponemos literarios. Y se pierde el norte lingüístico  así que vosotros quedáis, legión de runners, al mando. Vigilad, no sea que empiecen a adjetivar las cosas como ‘ultratrailero’ o ‘isotónico’.

Si veis que, por este blog, la cosa se tuerce, una petición: disparadme.

Mientras tanto, ¿jugamos?

Buscad un sinónimo a estas expresiones que podríamos encontrar en cualquier programa o situación.

(a) # El Secretario de Estado terminó en la piscina del hotel con dos azafatos de vuelo tras la maratoniana cumbre de Jefes de gobierno.
……

(b) “y perdónanos nuestras ofensas, por los siglos de los siglos maratonianos, amén”
……

(c) Tras asistir a unos maratonianos cursos de inglés me dí cuenta que soy el presidente de la Asociación de Actores de Doblaje. Tengo que poner voz a Johnny Depp en la 7ª parte de la maratoniana saga “Piratas del Caribe”
……

Anuncios