El cine ha metido mano a la escena del corredor durante años. Con más o menos fortuna.

Ahí estamos los de la pronación y las mallas de corredor. Comenzamos hoy esta miniserie de “Correr tiene glamour”.

Mickey es un mafioso, lugarteniente del tío Junior. Estamos en los Soprano, la serie cumbre de la ficción televisiva sobre las mafias. Mickey sale a trotar con su chándal y sus cacharritos, zapatillas y camiseta ligera de algodón. ¿Es pronador? ¿Ha calentado convenientemente? ¿Alguien puede recomendarle a los tenderos de New Jersey una exigente campaña promocional de nuevas prendas de running?

Vamos con una de las más típicas excusas para ver tensión, sudor, adrenalina y sendas bucólicas en el cine. Runner es perseguido con incierto final.

Tomad palomitas, si sois de palomitas, o copa de vino si sois del gremio mediterráneo.

Dentro vídeo.

Anuncios