No me digáis que no es para echar a correr.

Se ofrece en lugares de proyección moderna. Madrid, dos mil trece. Sí, dos mil trece. Aquella cifra que hace no tanto nos parecía de ciencia ficción. Cuando los españoles buscábamos motivación y razones de salud para arrancar a correr.

Ahora es todo más inmediato. Si no te dan ganas de salir despavorido es que no tienes capacidad de reacción.

echacorrer

Anuncios