What happens in Vegas, stays in Vegas. Y el corredor, que ha terminado de pegarse con las máquinas de los cables y los pesos, que tiene los deltoides doloridos, los cuádriceps hinchados y suda como si estuviera pegándose en el Marathon des Sables, entra al vestuario.

Son las duchas. Las duchas del gimnasio. Criadero de machos alfa.

Desnudos.

Así que hablemos de otra cosa.

Damien Walters. Es uno de los ninjas de esa mezcla de correr, saltar y la gimnasia deportiva llamada parkour.

A cosas como esta dedica su gimnasio. Casi que me da pena ir mañana y sentarme en la bicicleta-que-no-va-a-ninguna-parte.

Anuncios