Y te duele todo el cuerpo.
Y te lo has pasado de miedo.
Y te ha salido caro, pues la san silvestre te ha costado quince pavos en inscripción, setenta en zapatillas, un pantalón abrigadito por otros veinte…

Haberlo pensado antes. Si escogiste el 31 de Diciembre para escamotearle el último esfuerzo a tu vida sedentaria, debes saber una cosa: pocas personas han podido parar o dar marcha atrás a ese impulso. Salvo lesiones o haber entendido muy mal qué significa empezar a corretear como entretenimiento, el que empieza a trotar, aunque sea de manera ocasional, queda enganchado a ello.

Lo dicen los médicos y lo recomiendan los terapeutas.

(Archivo 20Minutos)

Ahora bien. No es gratis

Si querías otro comienzo menos sufrido, haber comenzado con la dieta Dukan o con una buena y completa colección. Hobbies hay a patadas y muchos habrían sido más reposados. Correr significará molestias físicas y esfuerzos aparentemente inhumanos. Probablemente madrugarás para sabe dios qué estiramientos y tomarás desayunos exprés en lugar de café, zumo, cigarro y bocatín. Procesarás el tiempo y los alimentos a otro ritmo. Tendrás que dejar de lado algunos vicios.

Una cosa sí es cierta. Corras o no, te vas a morir lo mismo. De interrupción de la vida.

Anuncios